Grupo de Reflexión Rural Volver a la Tierra Facebook GRR Defensa de Monte y Selva Paren plantaciones forestales
Contacto
Viernes 24 de marzo de 2017
Publicado por

Noticias

· 16 de junio a las 09:20hs

Paraguay: Masacre sin precedentes deja seis policías y nueve campesinos muertos

CURUGUATY, Dpto. de Canindeyú. Unas 15 personas muertas, seis policías y nueve campesinos, además de unos 20 heridos, fue el saldo de una masacre sin precedentes, que ocurrió ayer en la estancia Morumbí, ubicada en la localidad de Yvyra Pytã, de este distrito. Fue durante un desalojo de los autodenominados “carperos”, donde los policías del Grupo Especial de Operaciones (GEO) fueron emboscados y asesinados, según los uniformados. Los efectivos caídos son en su mayoría agentes de la jefatura del Alto Paraná, que estaban en calidad de apoyo. Estos fueron sin armas supuestamente para resguardar la integridad de los campesinos y así evitar derramamiento de sangre.

El operativo era para desalojar a unos 150 campesinos, que el 18 de enero pasado invadieron la propiedad de la Firma Campo Morumbí, del político colorado Blas N Riquelme. Para el procedimiento fueron movilizados unos 250 policías de la GEO, entre ellos un grupo liderado por el jefe Erven Lovera, de 41 años, quien fue el primero en recibir el disparo en la cabeza.

Aunque los referentes del Gobierno negaron, se manejan informaciones que señalan que entre los campesinos están mimetizados miembros del Ejercito del Pueblo Paraguayo (EPP), quienes habrían actuado de francotiradores con fusiles M16, durante el ataque.

Los uniformados supuestamente recibieron la orden de actuar sin armamento, todos los de la primera fila iban sin armas y custodiados por seis fusileros.

Uno de los agentes de la GEO que se salvó en el enfrentamiento relató que todos caminaban en medio de una plantación de maíz, cuando llegaron al asentamiento, Lovera pidió hablar con el líder del grupo, cuando se acercó ya fue recibido con ataques de machete, retrocedió unos pasos y allí recibió varios impactos de bala, uno de ellos en su cabeza e inició un sangriento enfrentamiento.

La primera ola de balacera duró entre 10 a 15 minutos, hubo una pausa de 4 minutos para luego continuar los disparos por otros 10 minutos más, luego hubo una segunda pausa para terminar el fuego cruzado con otros tres minutos, revelaron policías que estaban en el operativo.

Los agentes abatidos son altamente capacitados para este tipo de procedimientos, incluso de mayor peligrosidad, pero habían ido sin armas por órdenes de los superiores, pues la intención era conseguir una salida pacífica de los invasores.

Los heridos fueron llevados a varios centros asistenciales de la capital del país y Ciudad del Este. En la capital del Alto Paraná llegaron cuatro heridos. En el Sanatorio Internacional están internados, César Medina y Ever Riquelme. Melanio Gómez está en el Sanatorio San José y Julio Báez en el Hospital del Área 2, de la Fundación Tesãi.

El Hospital Distrital de Curuguaty fue el centro de recepción de los cuerpos, tanto de los campesinos como de los policías.

Ayer en la jefatura de policías se vivió un ambiente de congoja y tristeza. Familiares de los muertos y heridos llegaban sin cesar en busca de informaciones, pero nadie se animaba a darles respuestas.

Todos se quejaron porque supuestamente los funcionarios de la Presidencia de la República ordenaron que los cuerpos fueran remitidos a la capital del país y no hayan trasladado directamente a Cuidad del Este para el sepelio.

No se tiene precedentes en la era democrática de un enfrentamiento entre campesinos y policías que haya dejado un saldo de muertos tan elevado como este, por lo que la indignación llegó a todos los rincones del país. Esto motivó la convocatoria a la sesión extraordinaria de la cámara de Senadores para analizar la situación.

Dejá tu comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *