Grupo de Reflexión Rural Volver a la Tierra Facebook GRR Defensa de Monte y Selva Paren plantaciones forestales
Contacto
Jueves 22 de junio de 2017
Publicado por

Comunicados

· 6 de diciembre a las 09:06hs

A la opinión pública de las ciudades de Campana y Zárate

El día 26 de Noviembre pasado debía realizarse en el Hotel Sofitel Los Cardales, un encuentro de Biotecnólogos con el respaldo de las Cortes Pontificias del Vaticano y con la intención de probar o al menos proponer, que los organismos genéticamente modificados OGM podían resolver el hambre en el mundo. El encuentro prometía contar con el respaldo del Obispado de Campana Zárate, o sea del Obispo Oscar Sarlinga y con la presencia del Ministro de Agricultura Julián Dominguez, así como de numerosas personalidades tal como la del científico Ingo Potrykus, del Instituto de Ciencias Vegetales de Suiza y responsable del arroz dorado, un arroz transgénico que incorpora caroteno.

Encuentro del 25 de noviembre en el HCD de Campana

Al informarnos nosotros anticipadamente de esta convocatoria sumamente reservada y dado que venimos luchando desde hace más de quince años contra la implantación en la Argentina de un modelo agrícola basado en la utilización de transgénicos, decidimos abocarnos al tema, denunciando activamente la intención de un conjunto de miembros de las Cortes Pontificias de oficiar de voceros de políticas presuntamente científicas y que en verdad eran de exclusivo interés de la Corporación Monsanto, con la probable intención de obtener para esta empresa el respaldo ético de la Iglesia, en favor de que los cultivos transgénicos sean aprobados como solución al hambre en el mundo. Estamos convencidos por lo contrario, que el hambre en el mundo se soluciona con dejar trabajar a mil quinientos millones de campesinos o pequeños productores, y no con abrir todas las posibilidades de apoderarse de las cadenas alimentarias a cuatrocientos mil agronegociantes, tal como ocurre actualmente en el Planeta. También, estamos convencidos que si permitimos que alguna iglesia, cualesquiera que sea, se pronuncie a favor de los transgénicos, eso sería un triunfo enorme de las Corporaciones Biotecnológicas como Monsanto y que ese triunfo redundaría gravemente en la suerte de la vida humana cada vez más amenazada en su propia existencia sobre el Planeta Tierra.

En base a estas convicciones y con ánimo de abortar el intento, denunciamos en diferentes medios y radios, particularmente religiosos, los acontecimientos que se preparaban en Campana, incluyendo una activa campaña en el plano internacional donde en los últimos días y al tratarse el caso de los Derechos Humanos en la Argentina en Ginebra, más concretamente en la reunión anual del comité respectivo de la ONU, presentamos in voce un informe alternativo al informe de la delegación oficial de nuestro país, enjuiciando con severidad los nuevos derechos sociales gravemente violados, entre los que incluíamos el modo en que las fumigaciones afecta a las poblaciones, el despoblamiento del campo con su consiguiente desarraigo y la urbanización forzada a la que conduce y que supera el noventa y dos por ciento según la misma Presidenta, y todo ello vinculado a la aprobación de OGM. Como parte de esta campaña del GRR obtuvimos una audiencia con el Obispo Oscar Sarlinga, quien para nuestra sorpresa se mostró en buena medida ignorante de las proyecciones del encuentro, a la vez que mostró un enorme interés por informarse y comprender  las implicancias políticas en que se lo pretendía envolver. Consideramos que la entrevista con el Obispo Oscar Sarlinga fue para nosotros de enorme valor, no solo porque descubrimos a un prelado con el coraje personal para comprender y rectificarse, sino también porque a partir de ese momento algunos acontecimientos se desencadenaron favorablemente en la medida en que el Obispo resolvió no asistir al encuentro de los Biotecnólogos y además nos solicitó hacer pública una declaración en que explicaba su posición pastoral ante las circunstancias.

Encuentro del 25 de noviembre en el HCD de Campana

Con el respaldo de algunos amigos ecologistas locales y más concretamente con el respaldo de Conciencia ciudadana, realizamos en la noche del viernes 25 un acto en el salón del HCD de Campana en que distribuimos material que expone nuestra posición ante la ciencia y en especial frente a los OGM, y en ese acto hablamos varios compañeros del GRR. Se daba por sentado al menos fue lo que nosotros teníamos en mente y pensábamos que resultaba claro para el público que llenaba el salón, que se trataba fundamentalmente de un acto en contra del encuentro que se realizaría en el Hotel Sofitel y por lo tanto la tónica del acto era fuertemente científica y a la vez religiosa. Los compañeros del GRR hablaron como creyentes e inclusive uno de ellos leyó la carta que nos hiciera llegar el Obispo Sarlinga y que coronaba el éxito anticipado de que fracasaría el encuentro de Biotecnología que se realizaría el dia siguiente. Lamentablemente, no todos lo comprendieron de esta manera o al menos no tuvieron las mismas prioridades, tampoco todos los asistentes supieron respetar el temario específico del encuentro. Uno de los compañeros del GRR que exponía fue interrumpido violentamente reclamándosele un debate sobre ética y apuntando a una discusión sobre marxismo y situaciones locales que estabamos lejos de compartir, menos aún todavía, de permitir que ellas desviaran los objetivos de nuestra campaña. No creemos por lo demás, que  sea esa forma, con gritos extemporaneos y acusaciones acerca de que no aceptábamos discutir sobre prioridades sociales y criterios marxistas, la manera de comportarse de gente que pretende ser periodista y suponemos que el incidente provocado tiene relación con alguna factura pendiente que nos pasaron debido a posiciones tomadas por el GRR en el caso de ciertos grupos campesinos que pretenden mostrarse como víctimas del modelo de sojización, cuando en realidad no han hecho sino distraer durante años a la opinión pública, mientras la soja transgénica se instalaba, y ahora cobran por parte del mismo Ministro de Agricultura, que profundiza el modelo y que al día siguiente suponíamos deberíamos confrontar en el Hotel Sofitel de la Reserva Cardales.

Poniendo el mayor esfuerzo en comprender a los perturbadores diriamos que otra vez, una estrecha mirada acerca de lo local, o acaso un sentimiento cerrado anti religioso, se impusieron de manera obtusa e intolerante, por sobre la comprensión de una situación de políticas estratégicas que, más que a la Argentina, apuntaban a políticas internacionales en que la empresa Monsanto juega sus fichas más importantes.  Lo estamos viviendo en estos días en diversos frentes en que actuamos, el discurso contra el Capitalismo se hace útil para confundir y perturbar las luchas contra el poder global de las Corporaciones transnacionales que expresn no precisamente al Capitalismo que conocimos en años pasados, sino al Capitalismo Global que nos agobia ahora especialmentes desde China y desde los centros financieros y que no es lo mismo. De hecho, muchos de estos supuestos anticapitalistas se conformarían y ya lo han expresado muchas veces, con que la Barrick Gold pase a ser controlada por sus obreros y suponemos que en Campana Zárate propondrán  lo mismo acerca de la empresa local Monsanto. No nos interesa entrar en estos debates, no nos interesan tampoco los problemas sindicales dentro de la empresa Monsanto y nos sorprende que mientras el Obispo Sarlinga comprendió nuestra visión acerca de que lo importante no es cambiar a las Corporaciones, sino que no las legitimemos, ciertos sectores de izquierda parece que no solamente no comprenden estas políticas y continúan legitimando al enemigo de la humanidad, sino que tampoco se permiten tener otras opiniones y dejarnos con las nuestras, especialmente en un acto organizado por nosotros mismos, donde, cosa extraña, pretendieron a los gritos y con violencia imponernos sus propias opiniones y debates.

Lo que deseamos informar ahora, es que más allá de estos penosos y mínimos incidentes que no empañan nuestra trayectoria y menos nuestras convicciones, debemos celebrar que el encuentro del día siguiente en el Hotel Sofitel respaldado por las Cortes pontificias, por las empresas y con la participación de algunos científicos de renombre internacional en el campo de la biotecnología, resultó un absoluto fracaso. No solo no estuvo presente el Obispo Oscar Sarlinga, sino que tampoco estuvo el Ministro Julián Dominguez, y de los ciento veinte participantes que se aguardaban no hubieron siquiera unos cuarenta y entre  ellos además, con algunas serias observaciones críticas a los organizadores, observaciones y debates que pusieron en serios equilibrios al desarrollo de un encuentro que de científico, tuvo poco y nada. De tal manera, agradecemos profundamente a todos los amigos de Campana y Zárate que nos acompañaron en esos días en un gigantesco esfuerzo dada nuestra pequeñez y la envergadura de aquellos a los que nos oponíamos, celebramos con ellos y  con la población local, particularmente con los fumigados de Otamendi que estuvieron presentes en el acto, otra victoria de los pueblos y de las luchas antiglobales, contra esa enorme amenaza a la prosecución de la vida sobre la tierra que son los OGM. Nos comprometemos asimismo a continuar la lucha que llevamos y que no lograrán detener los nuevos amos del mundo y mucho menos sus sirvientes.

Jorge Eduardo Rulli
3 de Diciembre de 2011
GRR Grupo de Reflexión Rural

10 comentarios

  1. Agustin

    Jorge, excelente reflexion sobre lo que paso en Campana, estuvimos con amigos ese dia en el concejo deliberante y todos coincidimos en agradecerles por haber logrado algo que por nosotros mismos hubiese sido imposible. Y mucho menos por ese pequeño grupo que intento instalar un debate que no le interesaba absolutamente a nadie de los presentes y que poco tenia que ver con la propuesta de la convocatoria que ademas de clara y precisa, fue comunicado de manera totalmente honesta. Uno deberia informarse antes de ir a una charla, o sino escuchar para aprender. Campana los saluda y los espera nuevamente! A veces las cosas mas bellas y profundas se dan de manera inesperada y sin darnos cuenta de que son concecuencia de un gran camino recorrido; la belleza que me produce el recordar el engranaje de esta secuencia de eventos que concluyo en esta pequeña gran batalla ganada asi lo demuestra!

    6 diciembre, 2011 a las 6:40 pm · Responder
  2. Agustin

    Jorge, excelente reflexion sobre lo que paso en Campana, estuvimos con amigos ese dia en el concejo deliberante y todos coincidimos en agradecerles por haber logrado algo que por nosotros mismos hubiese sido imposible. Y mucho menos por ese pequeño grupo que intento instalar un debate que no le interesaba absolutamente a nadie de los presentes y que poco tenia que ver con la propuesta de la convocatoria que ademas de clara y precisa, fue comunicado de manera totalmente honesta. Uno deberia informarse antes de ir a una charla, o sino escuchar para aprender. Campana los saluda y los espera nuevamente! A veces las cosas mas bellas y profundas se dan de manera inesperada y sin darnos cuenta de que son concecuencia de un gran camino recorrido; la belleza que me produce el recordar el engranaje de esta secuencia de eventos que concluyo en esta pequeña gran batalla ganada asi lo demuestra!

    6 diciembre, 2011 a las 6:40 pm · Responder
  3. Mariela

    Me sumo al comentario de Agustín, ¡¡¡ MUCHAS GRACIAS JORGE Y A TODOS LO QUE LO ACOMPAÑAN !!!

    6 diciembre, 2011 a las 10:06 pm · Responder
  4. Mariela

    Me sumo al comentario de Agustín, ¡¡¡ MUCHAS GRACIAS JORGE Y A TODOS LO QUE LO ACOMPAÑAN !!!

    6 diciembre, 2011 a las 10:06 pm · Responder
  5. Magali

    Magnifica exposicion dada en la ciudad de Campana. Agradezco infinitamente la informacion proporcionada por el grupo y por la seriedad y el compromiso que, tanto el Sr. Rulli como los demás, han expresado para contraponerse a aquello que pocos se animan. A denunciar y a dar un golpe tan fuerte como el que se dió en contra de los intereses sobre el monseñor. Lamento profundamente que el eje de la exposición haya sido desvirtuado por unos pocos que se afanan en delimitar y rotular las opiniones ajenas, y lamento tambíen la falta de compromiso de las autoridades locales que no participaron de esta conferencia. Como siempre, la fuerza y el impulso esta en el pueblo que se resiste a ser sometido uniendose y asociandose entre si con los mismos intereses a favor de la vida y de la igualdad. Muchas gracias.

    7 diciembre, 2011 a las 6:32 am · Responder
  6. Magali

    Magnifica exposicion dada en la ciudad de Campana. Agradezco infinitamente la informacion proporcionada por el grupo y por la seriedad y el compromiso que, tanto el Sr. Rulli como los demás, han expresado para contraponerse a aquello que pocos se animan. A denunciar y a dar un golpe tan fuerte como el que se dió en contra de los intereses sobre el monseñor. Lamento profundamente que el eje de la exposición haya sido desvirtuado por unos pocos que se afanan en delimitar y rotular las opiniones ajenas, y lamento tambíen la falta de compromiso de las autoridades locales que no participaron de esta conferencia. Como siempre, la fuerza y el impulso esta en el pueblo que se resiste a ser sometido uniendose y asociandose entre si con los mismos intereses a favor de la vida y de la igualdad. Muchas gracias.

    7 diciembre, 2011 a las 6:32 am · Responder
  7. Agustin Muñoz

    Ejemplo claro y sencillo de entender. Estoy totalmente en contra de la explotacion y contaminacion de nuestro hogar (tierra) y de esta total violacion a los derechos humanos. Gracias a todos los miembros del GRR por esta invalorable labor en defensa de nuestros derechos.

    9 diciembre, 2011 a las 9:08 pm · Responder
  8. Agustin Muñoz

    Ejemplo claro y sencillo de entender. Estoy totalmente en contra de la explotacion y contaminacion de nuestro hogar (tierra) y de esta total violacion a los derechos humanos. Gracias a todos los miembros del GRR por esta invalorable labor en defensa de nuestros derechos.

    9 diciembre, 2011 a las 9:08 pm · Responder
  9. Damian

    totalmente de acuerdo con el señor Rulli!

    22 diciembre, 2011 a las 9:05 pm · Responder
  10. Damian

    totalmente de acuerdo con el señor Rulli!

    22 diciembre, 2011 a las 9:05 pm · Responder

Dejá tu comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *