Grupo de Reflexión Rural Volver a la Tierra Facebook GRR Defensa de Monte y Selva Paren plantaciones forestales
Contacto
Sábado 27 de mayo de 2017
Publicado por

Opinión

· 15 de abril a las 13:31hs

Mi único heredero es el Pueblo

Editorial del sábado 14 de abril de 2012 en el Programa Horizonte Sur

Durante años persistieron en difundir y en comentar con inocultable satisfacción, las supuestas declaraciones de Cooke, acerca de que el peronismo era un gigante invertebrado y miope. En realidad aquella frase, funesta y desdichada de ser cierta, trataba de justificar los intentos de darle a ese movimiento político, por parte de los sectores medios, una conducción decente y progresista. Que fuera un gigante invertebrado y miope, más allá de que lo haya dicho Cooke o no lo haya dicho, proporcionaba una oportunidad a esa pequeña burguesía radicalizada y de origen universitario, hija biológica de la generación que festejó la Revolución Libertadora en septiembre de 1955. Fruto además, como sector profesional y estudiantil, de la bronca y de la humillación de la noche de los bastones largos del “onganiato”. Consecuencia ideológica por último, de la deriva hacia el marxismo de la revolución cubana en los años sesenta. Las palabras de Cooke, de haber sido dichas o escritas, eran como un abracadabra que le daba entrada libre a los gatos en la carnicería… una invitación a la fiesta, para todos los mirones que esperaban en las antesalas del peronismo y de sus luchas, para colarse y ponerse a la cabeza de todos los plebeyos que ponían el cuerpo, pero que parecían no saber para dónde marchaban…

En la Argentina, una y otra vez a lo largo de los años, se había tratado de terminar con el Peronismo sin lograrlo, desde prohibir nombrarlo a encarcelar a sus dirigentes, desde romper los bustos y cambiar los nombres de las calles y las obras realizadas, a intervenir los sindicatos de trabajadores y depurar las fuerzas armadas de todo posible simpatizante. Fusilamientos, prebendas, encarcelamientos y exilios, nada había sido dejado de intentarse una y otra vez sin mayores resultados. En esas condiciones en que el objetivo principal no parecía poder alcanzarse, era lógico que el desaliento y por lo tanto las divisiones cundiesen en el bando militar y que cierto desconcierto se extendiera entre los partidos políticos noperonistas, abriendo condiciones a intentos de diálogos y acuerdos con los proscriptos. Se trataba, de una masa enorme de votantes disponibles, con una conducción lejana y con aparente necesidad de ser canalizados de manera inteligente. De allí que, a finales de los años cincuenta, dirigentes como Frondizi, Codovilla y Frigerio se preocuparan por lograr los entendimientos y acuerdos para canalizar esa fuerza electoral vacante y sin propios candidatos, para comprometerla detrás del propio proyecto de ganar las elecciones nacionales… para la UCRI, es decir, para un gobierno progresista y de los sectores medios, un gobierno que pusiera distancia de los abusos cometidos por la dictadura militar de Rojas y Aramburu. Pero el gobierno de Frondizi, que fue el resultado de esas maniobras y de los acuerdos con J. W. Cooke, y que fuera un intento desarrollista de esos sectores medios, terminó mal, entre huelgas salvajes, golpes militares y elecciones anuladas tal como la que ganara la formula Framini Anglada, al decir de la gente: “Framini Anglada, Perón en la Rosada”… el 18 de marzo de 1962, en la Provincia de Buenos Aires.

La tergiversación de los escritos de Cooke o acaso sus errores y fracasos personales como dirigente máximo del peronismo, en aquellos años en que fuera la conducción vicaria de Perón, lugar que ocupaba como consecuencia de que el General se hallaba amenazado de muerte en su exilio de Caracas por un comando de asesinos, sirvieron para justificar o alentar en muchos, una especie de neoperonismo desarrollista, con claras intenciones de apropiarse de la conducción del conjunto, pero por sobre todo, de darle al viejo peronismo una claridad ideológica y una seriedad de las cuales carecía. Cincuenta años más tarde, nada ha cambiado en lo sustancial, con excepción de que Perón ya no vive y la energía y la mística del Peronismo originario parecieran haberse agotado. Esa misma pequeña burguesía que aprovechara en aquellos años la frase desdichada acerca de que el Peronismo era un gigante invertebrado y miope, nos gobierna implementando un Capitalismo de amigos, en medio de un festival de sueldos y prebendas, para los propios que son muchos, y olvido, iniquidad y desconsuelo para todos aquellos que no nos tragamos el simulacro de una justicia social devenida en reparto de planes y pensiones, así como una economía que se ajusta más a los intereses de los pooles sojeros, de la gran minería y de las corporaciones transnacionales, que a los intereses nacionales. Vaya en mérito del Peronismo histórico al que reivindico y no en demérito suyo, como muchos piensan, que la implementación de políticas de entrega y de sumisión, no fue posible hacerlas desde el poder militar ni desde otros partidos políticos que no usaran las viejas banderas de Perón… escarnio y dolor infinita de quienes soñaron una Patria distinta, pero también, reconocimiento de una fuerza revolucionaria que, solamente podía ser malversada desde sus propios ropajes y discursos…

Quiero aclarar que estoy haciendo un análisis histórico y si alguno desea verlo como un análisis de clase, le respondería que sí, que tiene razón en verlo de esa manera. No estoy en absoluto poniendo en duda los heroísmos incontables que germinaron en los últimos años de la historia argentina, ni las pasiones revolucionarias que llevaron a una generación al fracaso, a la derrota y a la muerte. Estoy tratando de interpretar el pasado y las luchas que protagonizamos, para poder comprender la razón por la que hoy buena parte de lo que podríamos llamar el campo nacional, respalda sin mayores problemas de conciencia, las más terribles políticas de entrega y colonialidad… Vuelvo entonces a mi razonamiento para expresar que, los que se formaron políticamente con los manuales de marxismo en los años sesenta y setenta, olvidaron aplicarse el método de análisis a si mismos… Si lo hubiesen hecho, se habrían dado cuenta que, actuaron definitivamente como una clase, como una clase que impuso la hegemonía de su pensamiento y que luchó por adueñarse de la conducción de un movimiento esencialmente plebeyo y en particular, por dominar y controlar a la clase trabajadora, apropiándose de sus banderas y reivindicaciones… Repito, esto que digo, de manera alguna cuestiona el heroísmo de los combatientes revolucionarios, su arrojo en la lucha entablada y menos todavía pretende empañar el horroroso final de muchos de ellos en manos de los genocidas. Que nadie vea en mis palabras un juicio sobre las personas, sino por el contrario, ojala muchos sean capaces de aceptar que muy por encima de sus decisiones personales, se impusieron en sus conductas, tanto en aquellos años como ahora, pensamientos de época e intereses de clase. Importa señalar que, el que se haya ajusticiado dirigentes obreros como Rucci, y que, las razones que en su momento se esgrimieron hayan parecido válidas desde ciertas lógicas revolucionarias que primaban, dan prueba de la ferocidad de la lucha por lograr el control social de clases que se pretendía.

Estoy convencido a la luz de los acontecimientos vividos desde entonces y en particular gracias al dominio que ejercen en los últimos años los progresistas, que aquellas razones tan solo intentaron ocultar una sangrienta disputa por el dominio de la clase trabajadora. Porque es inevitable que revisemos la historia que vivimos, desde las experiencias del presente, es lo que trato de hacer ahora… cada acontecimiento de estos días que son de fiesta para muchos, en especial para una juventud que vuelve a sentirse maravillosa al calor de sueldos, reconocimientos y prebendas importantes, me recuerda la tristeza de aquellos días posteriores al golpe del 55 y la fiesta de los múltiples teatros que en el centro de Buenos Aires y a lo largo de la calle Corrientes, escarnecían sin piedad al Peronismo, y que mantuvieron el lleno de sus plateas pequeño burguesas durante meses…

Hace años me pregunto las razones por la que desde la cátedra algunos profesores como Horacio González, inculcaron de modo persistente e incansable en sus alumnos, el mito de un Cooke revolucionario y cuestionador de Perón. Lo mismo ha hecho Feinman entre otros, usando y abusando de la TV pública a lo largo de los dos últimos gobiernos. Cooke vendría a ser en ese imaginario, el epítome de un pensamiento superador del Peronismo, con una propuesta clara para convertirlo en revolucionario, es decir, que, se habría tratado de aportar desde el marxismo, a la superación de sus confusiones y miopías populistas, para convertirlo en un movimiento generador de pensamientos revolucionarios… No es de manera alguna la idea que tuvimos de Cooke quienes lo conocimos e incluso tuvimos relaciones de amistad o de convivencia en aquellos tiempos con el “gordo”. No es tampoco lo que prueban los acontecimientos históricos habidos en los últimos cuarenta años… No solo no fue Cooke un revolucionario cuando propugnó el voto a Frondizi y el abandono de la lucha insurreccional en la que estábamos empeñados, de hecho y por lo demás, hoy no existen alternativas socialistas en el mundo, que no sean ferozmente capitalistas y corporativas como la de China, y pese a ello, todavía, a tantos años de la muerte de Perón, debatimos sobre la vigencia y las proyecciones de su Doctrina y de lo que pudo ser el Peronismo. Pareciera sin embargo, que el culto a la figura de un Cooke superador del peronismo, no puede ser rebatido desde el punto de vista incontrastable de la realidad y acaso tampoco, desde el sentido común. Qué otros intereses me interrogo, estarían jugando entonces, en estas maniobras que siempre terminan llevando aguas para los mismos molinos del progresismo, del desarrollismo y de la necesidad de que Argentina se inserte en los mercados globales, como gran productora de comodities y de materias primas provenientes del extractivismo agrícola y de la minería?

Se trataría a nuestro entender, de una maniobra de esos intelectuales bien pagados de lo nacional y popular, que sorprendentemente ignoran absolutamente a Don Pepe Rosa, a José Luis Torres, a García Mellid y a otros tantos pensadores que, de verdad en su momento, denunciaron sin ambages los intereses de la Gran Bretaña. Se trataría por parte de esos intelectuales orgánicos del progresismo, de referenciarse históricamente, en la propuesta que Cooke impulsara en aquellos años de la primera Resistencia peronista: la de respaldar desde el movimiento nacional al desarrollismo progresista de Frondizi, de Frigerio y Codovilla, como una manera gradual y concertada de recuperar el poder político perdido… Pero entonces, esa reiteración en recordarnos que Cooke en los años sesenta habría dicho que el Peronismo era un gigante invertebrado y miope, ese culto al Cooke, primero pro voto a Frondizi y luego propulsor de un partido revolucionario que abrevara en el marxismo cubano, tiene alguna relación con el apoyo de todos ellos al actual gobierno? Por supuesto que sí, sin ninguna duda que lo tiene, el culto a Cooke es parte de los discursos embrolladores de los intelectuales orgánicos del kirchnerismo, aunque dicho de esa manera como lo estoy diciendo, aparezca un poco dramatizado… En verdad, cuando se decían esas cosas de Cooke desde la cátedra en los años noventa, el kirchnerismo no existía y esto de manera alguna niega lo que afirmo. No existía el kirchnerismo como tal, pero sí existían esos sectores provenientes de la clases medias que alimentaban un progresismo al estilo del Chacho Alvarez o del Partido intransigente, una nueva movida clasemediera y progresista que necesitaba no tan solo justificarse en la historia mediata, sino que necesitaba abrevar en las fuentes de ciertos antecedentes ideológicos, en relación y consonancia con lo que esos sectores, se preparaban a llevar adelante…

Me temo que hoy estamos contemplando una vez más el rotundo fracaso de esas políticas, que no son más que políticas de transacción y conciliación con los intereses corporativos. La carencia de liderazgos desde el oficialismo ante la amenaza de posibles colapsos interiores, se equipara a la absoluta falta de personalidades y de proyectos por parte de la oposición. El kirchnerismo ha sido una máquina demoledora de liderazgos, propios como extraños. Por otra parte, tanto los unos cuanto los otros, juegan todos en un mismo campo y aceptan las mismas reglas, bailan con la misma música y piensan en sintonía con las lógicas de la Modernidad… En todo caso, la máquina moledora y el canibalismo han sido un raro modo de intentar proyectarse desde el peronismo, como un desarrollismo en épocas de Globalización. Si hacemos el esfuerzo de distanciarnos de la mera coyuntura y de la vocinglería mediática que nos fragmenta la realidad y nos conduce a elegir una y otra vez, entre lo accesorio, podremos advertir que no solo, estamos en un viaje hacia la nada… sino que de nuevo ha quedado el Pueblo solo ante el fracaso de la dirigencia, solo como tantas otras veces en la Historia Argentina. Solo, tal como se encuentra en estos días de desconexión, en grandes zonas de los barrios periféricos, sin luz, agua ni comida, pero portador sin embargo de una suerte de Destino, un Destino que, extrañamente, lo hace heredero de un mandato incumplido… Recordemos lo que dijo el General a poco de su muerte: mi único heredero es el Pueblo… no dijo que fueran sus herederos los chicos de la Cámpora, los vicepresidentes de la UCD, los intelectuales orgánicos del aparato oficialista o los representantes del Consejo judío mundial ante el Estado argentino, dijo claramente: mi único heredero es el Pueblo… que cada cuál sepa entonces, cómo atenerse a ese mandato…

1 comentario

  1. juan

    ESTO DE MAS ABAJO SOLO ESTUVO 2 HORAS EN LA WEB AYER.-
    ES UN AUTOATENTADO PARA EVADIR -EN DIA FERIADO- OTROS TEMAS EN EL AMBITO MEDIATICO.
    ……………………………………………………………………………….
    Ordenan allanamientos por sospechas de sabotaje en la caída de servicio de Movistar
    Telefónica, dueña de la empresa, denunció que encontró rastros de “interferencia intencional” en sus redes y responsabilizó al “accionar malintencionado” de un grupo de ex empleados. En uno de los domicilios se confiscaron aparatos “compatibles con maniobras de interferencia de telecomunicaciones” que serán peritados.

    CompartirVotar3Email0Compartir
    EtiquetasMovistar 25/04/12 – 20:42

    Fuentes judiciales dijeron esta tarde a Clarín.com que el Juez Canicoba Corral allanó dos domicilios en la zona sur de Capital luego de que, días atrás, Telefónica, dueña de Movistar, presentara una denuncia ante la Justicia Federal por haber detectado “rastros de interferencia intencional” en su sistema de redes.

    El lunes 2 de abril pasado, estalló la furia entre los usuarios de Movistar luego de que el servicio no funcionara durante horas. Pese a que, en su momento, la empresa de celulares haya decidido compensar a sus 16,7 millones de usuarios con llamadas gratis, los abogados de Movistar se acercaron al juzgado de Canicoba Corral tras sospechar que la caída del servicio se debió al “accionar malintencionado” de un grupo de ex empleados de la compañía.

    En uno de los domicilios allanados, situado cerca de una de las antenas de Movistar, se incautaron aparatos electrónicos que, según fuentes judiciales, son “compatibles con maniobras de interferencia de telecomunicaciones”.

    Tras los allanamientos no hay detenidos, pero se espera el resultado del peritaje de los aparatos incautados. Con la denuncia, Movistar pretende demostrar que la caída de su servicio no tiene que ver con una negligencia por parte de la compañía, sino con un hackeo en sus redes.

    26 abril, 2012 a las 11:20 am · Responder

Dejá tu comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *