Grupo de Reflexión Rural Volver a la Tierra Facebook GRR Defensa de Monte y Selva Paren plantaciones forestales
Contacto
Martes 22 de agosto de 2017
Publicado por

Noticias

· 20 de septiembre a las 16:12hs

Con la mirada puesta en la Argentina y el Cono Sur

Jesús Madrazo, casi como su nombre lo indica, habla perfecto español. El hombre es mexicano y líder del negocio internacional de Monsanto. Desde allí, tiene una visión global de lo que pasará en el mundo, pero también una muy clara de la Argentina.

“El incremento de la demanda es grande, pero el área agrícola es finita”, dice en las coquetas oficinas de la compañía, en las afueras de St. Louis, capital de Missouri e histórica puerta de entrada al mítico oeste norteamericano.

“Habrá que duplicar la producción de alimentos en los próximos 25 años”, pronostica Madrazo, y el aporte de nuevas tierras no será suficiente. Por eso, la base será aumentar los rindes. “El futuro es súper emocionante para las próximas tres décadas. Vamos a ver muchos cambios y muy rápidos. Y, en ese camino, Argentina es vital para nosotros, con el resto de la región. Vamos a tener muchas oportunidades allí, no sólo en maíz sino también con las nuevas tecnologías en soja”, se entusiasmó el ejecutivo.

Es que la compañía, explicó, está por cerrar un año histórico en el sur de Latinoamérica. El Roundup fue “el pan y la manteca del negocio de la compañía durante muchos años, pero hoy aporta a otro negocio, el de las semillas”, se sinceró Madrazo. Tras la caída de la burbuja de los agroquímicos, en 2008, el glifosato se desplomó en precio (en Argentina pasó de los cerca de 9 dólares por litro de entonces a aproximadamente 3,5 dólares). “Recalibramos el negocio, para enfocarnos más en semillas y biotecnología”, precisó.

Hoy, EE.UU. es el 60% del negocio para Monsanto. Pero en los próximos años el resto del mercado mundial ocupará un lugar cada vez más importante. Y buena parte de esa expansión, en el primer quinquenio de esta década, tendrá que ver con el maíz. En la segunda mitad de la década será la época de la soja. “Allí nos aprestamos a lanzar una nueva soja, en Brasil y Argentina”, dijo Madrazo. En Brasil ya presentaron la llamada Intacta, que tiene altísimo potencial de rendimiento, resistencia a insectos y a glifosato. En la línea viene luego una resistente a Dicamba, que se vio ahora en el plot de la compañía en el Farm Progress Show.

Para el final, Madrazo habló sobre la estrategia para el mercado argentino. “Vamos a licenciar ampliamente nuestra tecnología, pero estamos analizando todas las alternativas, inclusive la adquisición de alguna compañía. Por ahora, los candidatos prefieren seguir al frente de sus empresas, así que continuaremos trabajando con ellos”, dijo, sin dar más precisiones.

Dejá tu comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *