Grupo de Reflexión Rural Volver a la Tierra Facebook GRR Defensa de Monte y Selva Paren plantaciones forestales
Contacto
Sábado 18 de noviembre de 2017
Publicado por

Noticias

· 4 de julio a las 13:10hs

Continúa la ofensiva a favor de los consensos de Pekín y de subirse al tren de China...

Los gigantes chinos ya miran a Neuquén

En el marco de la visita del primer ministro Wen Jiabao a Buenos Aires, se supo que la empresa minera China Metalurgical Company, que explota la cantera de Sierra Grande, analiza invertir en Neuquén. También las petroleras Cnooc y Sinopec.

Por Ernesto Nimcowicz
nimcowicz@lmneuquen.com.ar

En una semana donde estuvo de visita en la Argentina el primer ministro chino Wen Jiabao en un viaje oficial y donde se firmaron varios acuerdos, las empresas chinas comienzan a poner su radar en Neuquén. Tal como viene ocurriendo a nivel nacional, algunas de las principales corporaciones chinas están analizando inversiones en la provincia. Una de ellas es el gigante minero China Metalurgical Company, que opera el yacimiento de Sierra Grande en Río Negro, y que ya demostró interés en desarrollar una explotación en la zona de Camapana Mahuida. Otras dos que siguen con atención el nuevo escenario que se abre con el shale oil y shale gas en torno al yacimiento de Vaca Muerta, el cual requerirá ingentes inversiones, son las petroleras Cnooc, que está asociada con Bridas en Panamerican Energy, y Sinopec.

El dato fue confirmado a E&E por Ernesto Fernández Tabeada, director Ejecutivo de la Cámara Argentino-China de Comercio. Según Taboada, China Metalurgical ya lleva invertidos más de u$s 80 millones en la mina de Sierra Grande, donde tiene el 70% de la concesión por 30 años.

Con respecto a las petroleras, Cnooc además de estar asociada a Bridas en Panamerican Energy (donde pagó u$s 3.100 millones por el 50%) recientemente le compró a Esso por casi u$s 800 millones su red de estaciones de servicio junto a su refinería de Campana, operación que ya fue aprobada por Defensa de la Competencia.

Por su parte, la otra petrolera que está apostando fuerte en el país es Sinopec que le compró a Occidental Petroleum  sus operaciones en Mendoza y Santa Cruz. Ya lleva invertidos u$s 2.300 millones y tiene en carpeta desembolsos por otros u$s 350 millones.

“Con la nueva etapa que arrancó tras la intervención de YPF, el interés por invertir en Neuquén existe pero hay que ver las condiciones. Hay que estudiar el precio del petróleo y del gas y sentarse a conversar. Estas cuestiones no se deciden de un día al otro, aunque los chinos están preparados”, explicó Fernández Taboada.

En sintonía, esta semana se conoció que China instalará en tierras fiscales de la provincia una estación satelital terrena civil. Este es quizás el proyecto más avanzado, que ya tiene parcelas otorgadas al norte de Bajada del Agrio.

De la visita de Jiabao no participaron empresas chinas sino que sólo hubo funcionarios por tratarse de una reunión de Gobierno a Gobierno. Aunque sí hubo una declaración formal reconfirmando el interés de seguir cooperando en materia hidrocarburífera. De hecho, los chinos ya venían sonando como los posibles socios de la española Repsol en YPF antes de la estatización del 51% de las acciones.

También en Río Negro

Otro que estaría en busca de inversiones es el gobernador rionegrino Alberto Weretilneck. Concretamente, estaría evaluando retomar el proyecto de desarrollar el cultivo de soja en 200.000 hectáreas de la provincia. El proyecto había sido impulsado por el ex gobernador Miguel Saiz pero con el cambio de administración nunca llegó a aprobarse por la Legislatura. Incluso tuvo muchas voces en contara.

Desde la Cámara explicaron que “Wereltineck dijo ahora que estaría interesado en reavivar el proyecto y volver a conversar. Pero entendemos que habrá que volver a conversar de cero”.

Otra de los temas que se cerró durante la visita de Wen Jiabao a la Argentina es un acuerdo para el proyecto del ferrocarril Belgrano Norte de 1.500 km y que sale de Buenos Aires, pasa por Rosario, y llega al Norte del país. El proyecto contempla una inversión donde los chinos ponen la financiación, el material rodante, las vías y la señalización.
América Latina, nuevo foco estratégico

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio Argentino-China también explicó que en el año 2008 el país asiático publicó el Libro Blanco para América Latina y el Caribe, donde el Gobierno dio instrucciones a toda su red de gobierno, asociaciones y empresas de insertarse en la región en todos los aspectos: comercialmente, culturalmente y militarmente. La idea, al igual que ocurrió en África, es dar prioridad a esta región por el interés en los recursos naturales y las posibilidades des inversión.

De hecho, China, que había llegado a ser el principal tenedor de bonos de la Reserva Federal de los Estados Unidos y que en su pico máximo llegó a tener u$s 750.000 millones, comenzó a desplazar el foco de atención a otras inversiones. “A medida que van venciendo los bonos, no los renuevan e invierten en otros países para diversificar el riesgo”, explicó Fernández Taboada.

En América Latina, China tiene gran cantidad de proyectos, en Brasil, Venezuela, Bolivia y Argentina.

Los sectores de mayor interés para los chinos son minería, gas y petróleo, alimentos y no suelen preocuparse a si el contexto económico local o internacional es complicado. Siempre entran con una visión de largo plazo.

En la Argentina, en los últimos tres años las empresas chinas llevan invertidos u$s 12.000 millones. De hecho, China ya es el tercer inversor extranjero en el país.

Entre los últimos proyectos en marcha avanza la construcción de una planta de urea y la prospección por parte de varias mineras en Catamarca y Jujuy.

Vinos locales en las mesas orientales

Desde el Centro Pyme Adeneu confirmaron que las exportaciones de Neuquén rondaron en 2011 los u$s 500.000 y correspondieron básicamente a vinos finos. A junio de este año, los vinos ya alcanzaban los u$s 300.000 mientras que también había despachos por u$s 100.000 de glicerol en bruto, u$s 150.000 de lana y menos de u$s 100.000 de piedras para la construcción.

Si bien por ahora el monto es insignificante tanto dentro del total de las exportaciones de la provincia (que el año pasado alcanzaron los u$s 1.900 millones y de los cuales más del 80% correspondieron a hidrocarburos) como si se analiza a nivel nacional, la ecuación podría revertirse en poco tiempo más si se empiezan a radicar empresas chinas en la provincia.

A nivel nacional, el impulso dado por China en la región hizo que pase a convertirse en su segundo socio comercial de Argentina detrás de Brasil y desplazando a Estados Unidos. El año pasado, las exportaciones de Argentina a China alcanzaron los u$s 6.000 millones mientras que las importaciones desde ese país treparon a u$s 10.000 millones. Es decir, hubo un déficit comercial de casi u$s 4.000 millones y a pesar de que el imaginario popular ve productos chinos por todas partes destinados a consumo masivo (sobre todo en rubros como juguetes y textiles), desde la Cámara resaltaron que eso ya no es más así: “El 80% son bienes industriales y no de consumo debido a que China se convirtió en la gran fábrica global de bienes”, indicaron.

Incluso en un rubro como textiles, donde Argentina ha venido ensayando la defensa de su sector a través de la política desplegada por el Ministerio de Industria desde hace varios, los chinos dejaron de volcarse a las prendas terminadas y van a telas de alta calidad o fibras que no se fabrican en el país y han conseguido seguir  importando.
En tanto para China, la Argentina ocupaba hasta el 2010 el cuarto lugar en Sudamérica y el año pasado bajó al 5º puesto desplazado por Venezuela. El principal socio comercial de China en la región es Brasil, el segundo México, el tercero Chile y el cuarto Venezuela.

Dejá tu comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *