Grupo de Reflexión Rural Volver a la Tierra Facebook GRR Defensa de Monte y Selva Paren plantaciones forestales
Contacto
Miércoles 20 de septiembre de 2017
Publicado por

Noticias

· 20 de septiembre a las 11:51hs

No va a faltarnos el Barañao que afirme que "este estudio carece de rigurosidad científica". Ya lo dijimos muchas veces: la biotecnología no se sostiene ni siquiera dentro de los parámetros de la ciencia occidental. Que esto sirva como muestra...

Científicos franceses detectan tumores en ratas alimentadas con maíz transgénico

El 50% de los machos y el 70% de las hembras fallecieron prematuramente, según el estudio.

Ratas alimentadas toda su vida a base de maíz modificado genéticamente o expuesto a herbicidas han sufren tumores y daños en algunos de sus órganos, según un estudio publicado por un grupo de investigadores franceses.

Aunque los expertos desconfían todavía a la hora de sacar conclusiones apresuradas, este hallazgo ha provocado una polémica sobre la seguridad de los cultivos transgénicos.

El científico Gilles-Eric Seralini, de la Universidad de Caen y sus colegas en esta investigación presentaron en Londres sus conclusiones tras estudiar a un grupo de ratas alimentadas con una dieta que contiene NK603 – una variedad de semilla variada genéticamente- o agua que contenía otro elemento, el Roundup, en los niveles permitidos por la legislación de los Estados Unidos. Estos animales, aseguró el investigador, fallecieron a causa de los tumores antes que las ratas alimentadas con una dieta estándar.

En concreto, y según los datos facilitados, el 50 por ciento de los machos y el 70 por ciento de las hembras murieron prematuramente, en comparación con sólo el 30 por ciento y 20 por ciento en el grupo control.

Seralini formó parte de un equipo responsable de una investigación anterior , realizada en el año 2009, y en el que la empresa comercializadora del maíz no encontraba motivos fundados que relacionasen la alimentación con este producto modificado genéticamente y la aparición de tumores.

Pero en este nuevo trabajo, para el que se ha realizado un seguimiento completo de la vida de los roedores, durante dos años, Seralini cree que se puede dar una visión más realista de los riesgos aparejados a la alimentación. Cree además que este estudio puede ser fundamental para la homologación de nuevos cultivos modificados genéticamente.

Fuente: ABC

Dejá tu comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *