Grupo de Reflexión Rural Volver a la Tierra Facebook GRR Defensa de Monte y Selva Paren plantaciones forestales
Contacto
Domingo 26 de marzo de 2017
Publicado por

Comunicados, Noticias

· 18 de febrero a las 14:18hs

Carta de Jorge Rulli a la RENACE (Red Nacional de Acción Ecologista)

A todos los compañeros de la RENACE:

Hace no muchos años, y a poco de las anteriores elecciones nacionales, en una reunión de la RENACE, se demandó saber la razón por la que desde el programa Horizonte Sur en la Radio AM 690, había preguntado yo la razón por la que algunos ambientalistas tenían problemas con Daniel Scioli y no los tenían con Lino Barañao. Dada esa situación, el amigo Carlos Vicente de Biodiversidad explicó a los presentes que seguramente la pregunta iba destinada a él, dado que había sido candidato por el sabatellismo o sea por el partido ENA en Marcos Paz, y más de una vez había expresado sus reticencias en relación a la figura del Gobernador Scioli.  Esta aclaración produjo aparentemente cierta indignación en los presentes que, tal vez se sintieran asimismo interpelados por la pregunta, puesto que inmediatamente se solidarizaron con Vicente públicamente y dejaron sentada su protesta formal ante la supuesta agresión de que se lo había hecho objeto… ¿? Poco importaron mis posteriores reclamos realizados a  Silvana Buján, en el sentido que lo mío era tan solo una pregunta política, jamás una agresión y que ni siquiera había mencionado a quienes iba destinada La respuesta fue una serie da acusaciones solapadas sobre mi supuesta falta de autoridad moral para interpelar de esa manera a los compañeros… ¿?

Así las cosas fui dejado de lado y de manera innoble de una Red que integraba de manera activa desde que volviera del exilio en el año 1987. Comprendan que me cuesta comprender semejante destrato, que siento que no lo merezco y que es válido, en especial en medio de un clima de retórica en defensa de los DDHH, que reclame y que continúe reclamando no importa el tiempo transcurrido, alguna explicación o disculpa. Por lo demás quiero recordarles que no ha sido ese el único destrato, censura radial, ninguneo público e invisibilización política e intelectual que he sufrido en estos años penosos del progre-camporismo que, muchos consideran todavía una década ganada.

Reconozcamos que, el kirchnerismo hoy derrotado en las urnas, cavó profundos fosos entre los amigos de ayer y por lo demás, desorientó a muchos que fueron arrastrados por la fuerza de los relatos y de los innumerables simulacros en que se basó el proceso político progresista. De esa  manera, se extendió en algunos la peregrina asertividad urdida en su momento por el Foro Ambiental de Los Toldos, acerca de que la sojización era responsabilidad de la Mesa de Enlace y no del Gobierno Nacional, y de esa forma se excluía a Cristina de sus responsabilidades en el tema, dado que supuestamente el tomar decisiones respecto al modelo la excedería. Y lo demencial es que de esta patraña algunos se persuadieron, a pesar de las numerosas declaraciones en que la Presidenta no hacia sino celebrar los éxitos de los Agronegocios y las inversiones de las Corporaciones. También nos informamos en su momento que miembros del MOCASE participaron en reuniones de la RENACE. Hemos sido sumamente críticos con ellos desde tiempo atrás y en verdad debería reconocerse que por saber algo de política y de proyecciones de los comportamientos, fuimos capaces de prever los caminos que seguirían y que los llevaron a sentarse en las Mesas de Diálogo con los grandes sojeros, como ACSOJA y AAPRESID, acordar con ellos documentos en que se expresaba que ambos modelos de agricultura podían convivir, y al fin, apoyar la candidatura de Jorge Taiana y enrolarse estrechamente en el Movimiento Evita.

Esto que dije, el saber algo de política, de lo que particularmente me precio, participando por lo demás en un grupo como el GRR que debate políticas y que se preocupa por comprender lo que nos pasa, no es una frase casual, particularmente en un país en que miles de despistados creyeron nacer a una supuesta conciencia política cuando Néstor hizo descolgar un cuadro. De hecho, los mismos que en su momento renegaban de Scioli y nada decían de Lino Barañao, al menos muchísimos de ellos, se vieron en la obligación por disciplina partidaria de tener que votar a Scioli en las últimas elecciones a regañadientes o como dijo alguno “con la nariz tapada”.

Pero la cosa es aún peor, porque tal como anticipamos meses antes del triunfo del macrismo, perfectamente podría continuar estando en sus funciones biotecnológicas el Ministro Lino Barañao con las nuevas autoridades electas, no importa quienes ellas fuesen, y ello daría prueba de la notable continuidad del modelo de colonialidad y de que, según afirmábamos entonces, la opción que se nos presentaba era meramente la de elegir entre la Coca o la Pepsi. Tal como lo dijimos y preveíamos ocurrió, y no fue una martingala sino fruto de la experiencia y de la comprensión de los textos que nos presenta la realidad… el macrismo había sido largamente generado y alentado por el kirchnerismo como su contraparte necesaria, y terminaría siendo su versión dextro conservadora para reemplazar las retóricas progresistas y de izquierda ya gastadas, a la vez que ofrecer una alternativa de eficiencia empresarial y extractivista con menos preocupaciones por el populismo asistencialista y subsidiario. 

Pensamos que las actuales sobreactuaciones de muchos que pareciera recién ahora descubren las agresivas políticas de las Corporaciones, las puertas giratorias de sus ejecutivos y las políticas de Estado que benefician a la megaminería, simplemente porque se les quita ese tres por ciento de retenciones que no era más que un miserable taparrabo propio del simulacro progresista. Me temo que muchos de ellos ahora exaltados de furia contestataria, encubrirían de ese modo las nostalgias por las simulaciones y las retóricas que caracterizaron al kirchnerismo en la etapa anterior. No decimos siquiera que todos sean conscientes de ello; lo que decimos es que resulta difícil creer que ahora si, vamos a desatar la lucha, cuando las políticas no han cambiado sustancialmente y hasta ayer no se nos ocurría concebir la idea de la Resistencia tal como ahora estaría ocurriendo en esta continuidad de las simulaciones tardías del retro progresismo. No es un tema menor el que planteo, una de las diferencias más notables entre kirchnerismo y macrismo es que este último pareciera no necesitar el que ciertas organizaciones sociales o ambientales legitimen el modelo instalado, y me refiero a un vastísimo espectro de actividades legitimadoras del modelo, que iban desde la lucha por los metros libres de fumigación hasta el tener una Secretaría de Estado sobre Agricultura Familiar, y que posibilitaban como políticas de correlato al modelo de los Agronegocios, variados reductos de complicidades, a la vez que alentaban las fantasías autocomplacientes de una supuesta voluntad de cambios sucesivos, para alimentar el “posibilismo”.

Consciente de que no es un momento para continuar fomentando las grietas sino que, es un momento para dialogar y reencontrarse, les escribo con la mejor de las intenciones, no sólo en demanda de unas disculpas que aguardé durante mucho tiempo en vano y que en verdad en medio del colapso moral generalizado, me sorprendería recibir, sino al menos en procura de un grado de comprensión de la política que permita reconocerse y reconocernos. 

Estoy convencido que nos esperan tiempos sumamente difíciles y que una de nuestras principales tareas deberían ser la de formar nuevos cuadros que reemplacen las avejentadas militancias que nacieron con la democracia y conformaron en aquellos años ochenta la RENACE como Red Nacional de Acción Ecologista.  Espero sepan comprender esta vocación de diálogo y pueda tener una respuesta acorde con el espíritu fraterno con que he concebido y escrito esta carta.  Con afecto.

Jorge Eduardo Rulli (17/02/2016)

1 comentario

  1. Fabian

    como siempre, la lucidez de Jorge Rulli impresiona. Que pena que no se pueda discutir con honestidad con ningun kirchnerista

    25 junio, 2016 a las 11:32 pm · Responder

Dejá tu comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *